Cada vez que paga una factura o recibo (de su tarjeta de crédito o de un servicio mensual, como el teléfono o electricidad) está estableciendo su calificación de crédito. Una calificación de crédito es un número o calificación que los bancos, instituciones hipotecarias y otras instituciones prestamistas usan para evaluar su nivel de responsabilidad financiera.

Pagar sus facturas a tiempo cada mes contribuye a que tenga una buena calificación de crédito. Si incumple pagos o frecuentemente los realiza de manera tardía, es probable que su calificación de crédito no sea tan buena y las instituciones que prestan dinero lo considerarán cuando solicite un préstamo. Son numerosos los factores que contribuyen a su calificación de crédito general, como la deuda pendiente de pago, historial de pagos, gravedad y frecuencia de la información de crédito negativa y el monto de crédito que usa en comparación con el que tiene disponible.

También es importante la duración de su historial crediticio, que en el caso de muchos inmigrantes comienza sólo después de que llegan a Canadá.

Para empezar a establecer su historial de crédito:

  • Abra una cuenta de ahorros o cheques personal, a su nombre. Con esta cuenta, sus depósitos, retiros y transferencias demostrarán que puede administrar el dinero eficaz y responsablemente.
  • Solicitar un préstamo de menor cuantía demuestra responsabilidad y tendrá efecto positivo sobre su calificación de crédito en un plazo más largo, una vez que demuestre que puede realizar pagos a tiempo y constantes.
  • Otras formas de crédito son las tarjetas de crédito de tiendas departamentales y gasolineras. En general, es más fácil obtenerlas que en el caso de las tarjetas de crédito principales, y su uso responsable también puede servir para que mejore su calificación de crédito.

En pocas palabras, no existe una forma rápida de establecer su crédito. Es mucho mejor hacerlo poco a poco y formar un historial de crédito sólido que solicitar demasiadas tarjetas de crédito o un préstamo más cuantioso que le resulte inmanejable. Las hipotecas son compromisos a largo plazo, por lo que debe tomar en cuenta que los prestamistas necesitarán pruebas a largo plazo y de su constancia.

Su calificación de crédito

Es una buena idea, y su derecho como consumidor, saber exactamente cuál es su calificación de crédito, inclusive si siempre paga sus facturas a tiempo.

Puede obtener una copia de su informe de crédito y, si encuentra algún error en él, solicitar que sea corregido. Una compañía u otra persona también podrían tener acceso a su calificación de crédito; pero sólo por una buena razón (por ejemplo, para prestarle dinero) y si piden primero su autorización.

En Canadá, Equifax Canada y TransUnion son las dos principales compañías de calificación de crédito y le proporcionarán una copia de su historial de crédito y de su calificación de crédito general, usualmente a cambio de una comisión.

Achieve the homeownership dream sooner